Por: Humberto Castillo Mercado

«No a la censura», gritaron comunicadoras y reporteros en el Congreso del Estado, durante la sesión extraordinaria de este éste miércoles 6 de diciembre.

Con pancartas colocadas en el recinto Legislativo, frente a la tribuna una veintena de comunicadores exigieron a los diputados congruencia y Libertad de Expresión, lo anterior, luego de un procedimiento legal que se sigue contra el comunicador de La Voz de Michoacán, Javier Favela quien hace poco más de un mes publicó una nota informativa donde la dirigencia del PRD en Michoacán, acusa a los diputados panistas de haberse vendido a favor de Morena y votar la designación del auditor de Michoacán, Marco Antonio Bravo.

Expresaron que están a favor de los señalamientos de la diputada panista, Liz Hernández sobre la denuncia de violencia política contra el dirigente del Partido de la Revolución Democrática, pero no tiene porqué excederse y generar censura hacia un medio de comunicación.

Pidieron a los diputados locales y a la mesa directiva pronunciarse al respecto y que este fenómeno no siga ocurriendo luego de varios casos que se han documentado al respecto.

Javier Favela se dijo violentado en su derecho a la libertad de de prensa, y dijo que sobre este asunto existe conflicto de intereses desde el Instituto Electoral de Michoacán.

También exigieron a la Junta de Coordinación Política y a la Comisión de Justicia que encabeza la diputada Anabeth Franco permitir que varias iniciativas en materia de libertad de expresión sean aprobadas y generar mecanismos de defensa para los periodistas michoacanos.

El diputado Marco Polo Aguirre, pidió la voz para señalar que el audio de la transmisión en vivo del Congreso Local fue bloqueada para evitar que se escuchara lo que los periodistas gritaron, ante ello volvieron a gritar «libertad de prensa», y «no a la censura».

Por su por su parte, la presidenta de la Mesa Directiva del Congreso, Ivonne Pantoja Abascal, dijo que al igual que otras ocasiones ya fueron escuchados las expresiones de los reporteros y se tomarían en cuenta los señalamientos.