-Consideró penoso el capítulo escrito esta semana por la mayoría legislativa, al incumplir una vez más, un mandato judicial en aras de obedecer la voluntad política de un poder ajeno al Legislativo

La mayoría en el Poder Legislativo insiste en violar la ley y los procesos legislativos, lo que ha puesto en vilo la legalidad de los trabajos que realiza la Auditoría Superior de Michoacán, recalcó la diputada Julieta Gallardo Mora, coordinadora parlamentaria del Partido de la Revolución Democrática en la LXXV Legislatura del Congreso del Estado.

La diputada consideró penoso el capítulo escrito esta semana por la mayoría legislativa, al incumplir una vez más, un mandato judicial en aras de obedecer la voluntad política de un poder ajeno al Legislativo.

“Esa obediencia ha derivado en decisiones que violan de manera flagrante la norma, y que la justicia federal ha venido echando abajo, como en su momento lo fue la elección y toma de protesta de un auditor Superior de Michoacán, pese a existir un mandato judicial que lo impedía”.

Julieta Gallardo apuntó que el fallo emitido por el Juzgado Cuarto de Distrito que ordenó al Congreso dejar sin efectos el Decreto Legislativo 461 por el que se eligió al auditor Superior de Michoacán y se le tomó protesta, evidencia el desaseo con que se ha conducido el Poder Legislativo por voluntad mayoritaria.

“Ahora una vez más, se opta por la violación de la Ley, al determinar que sea la Junta de Coordinación Política la que, por encima del Pleno, deje sin efectos el referido acuerdo y designe un interino al frente del órgano fiscalizador, lo que no sólo violenta el proceso legislativo, sino incurre nuevamente en desacato a lo ordenado por la jueza”.

La legisladora informó que el martes cinco de diciembre, turnó un oficio a la presidencia de la Mesa Directiva del Congreso en el que le requiere se cite a sesión Plenaria de manera urgente para acatar como es debido el fallo judicial.