Pequeños de educación básica se encuentran a la espera de que les abran las instalaciones de que ocupaba el Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Michoacán Capula (CECyTE), para que puedan acceder a sus clases en la escuela indígena de reciente creación, con la que se busca, además de brindar educación preescolar, primaria y secundaria, impartir lengua originaria, con el objetivo de impulsar acciones para que se reconozca a la Tenencia de Capula como pueblo indígena.

En este proyecto impulsado por padres de familia, ya se han inscrito en preescolar 13 alumnos; en primeria 36, y secundaria 14 alumnos, quienes se dieron cita con sus padres en el edificio, sin embargo al no permitírseles la entrada se trasladaron plaza principal, donde se les brindó información sobre la situación y al no tener la posibilidad de ingresar a las aulas, se les dejaron tareas y fueron enviados a sus casas.

Ante la situación se busca entablar diálogo con el director del Cecyte, para que brinde el acceso al edición, del cual se ha argumentado está en malas condiciones y es por ello que se les impide entrar, lo cual a decir de padres de familia cuenta con espacios aptos, además de que ha sido un espacio excautivo que pese a sus condiciones física se ha mantenido en pie sin riesgo para los alumnos.

De acuerdo a la jefa de Tenencia, Ana Guadalupe Posas se está apoyando a los padres de familia para que este proyecto se concrete y se tiene comunicación maestros de la Dirección General de Educación Indígena, quienes impartirán clases a estos alumnos que ya están inscritos, por lo que también se ha buscado acercamiento con el director, para que se les permita el uso del plantel.