Por más de dos meses, una familia de la Tenencia de Santiago Undameo enfrenta la desatención de la autoridad municipal que ha derivado en un riesgo constante para su salud, ya que el mal estado de la instalación de drenaje ocasionó que un tubo se trozara y en consecuencia se minaran las aguas negras a su hogar, sin que a la fecha se le dé solución.

A decir de la afectada que vive en la esquina entre Avenida Miguel Hidalgo Sur y la calle Valladolid, las aguas negras han llegado a sus habitaciones, donde cabe señalar habita una persona mayor, quien también tiene que enfrentar el intenso mal olor y el riesgo de la contaminación que ha invadido su hogar.

Pese a los múltiples reportes de la fuga de drenaje que se han hecho a la Jefatura de Tenencia y a las autoridades municipales, y hasta al presidente municipal, Alfonso Martínez Alcázar, quien solo le prometió que su equipo se comunicaría, no se ha tenido respuesta y el problema continúa creciendo así como el riesgo para la salud de los que habitan la vivienda.

La denunciante señaló que por parte de la Jefatura se le informó que si se comunica al Organismo Operador de Agua Potable y Alcantarillado (OOAPAS) se le cobrará la reparación, lo que señala no podría costear y sería injusto ya que el problema es de la instalación pública.