Por: Humberto Castillo Mercado

«Justicia y que los policías responsables sean detenidos», exigió el joven víctima de los policías de la Guardia Civil de Michoacán que en julio pasado lo robaron, atropellaron y arrastraron con una camioneta oficial a un costado de la plaza Soterraña en el Centro Histórico de Morelia.

A pesar de que el secretario de Seguridad Pública, José Ortega informó que los cinco elementos habían sido destituidos de su cargo, y presentados a disposición de la Fiscalía General del Estado, quedaron libres la madrugada de este viernes 8 de septiembre, luego de que el joven y su familia presentaron denuncia formal en la dependencia, acompañados de la organización Revolución Social.

El jueves 7 de septiembre, la víctima, su familia y René Valencia, dirigente de Revolución Social, permanecieron en la Fiscalía declarando y realizando diversas entrevistas por más de 14 horas, sin que se lograra reconocer a los policías agresores por parte de la víctima, luego de que la defensa de los ex policías se opuso a dicho careo, misma que iba a realizar el afectado sin qué los policías lo vieran.

La familia del joven atracado consideró, «como el temor más grande», es que los cinco oficiales quedaron libres, hasta no se integre la carpeta de investigación y posteriormente sean requeridos por la Fiscalía, e incluso en ese lapso puedan fugarse.

El joven arrollado por los Policías, se dijo temeroso y pidió al gobernador Alfredo Ramírez Bedolla, no permitir que este tipo de elementos operen en los cuerpos policiacos de Michoacán, al mismo tiempo de que deben ser castigados.

El entrevistado quien pidió no se revelara su rostro, recordó que el 16 de julio ocurrieron los hechos, en la madrugada, luego de dos de sus amigos, lo dejaron por la calle Manuel Muñiz del Centro Histórico para dirigirse a su casa, minutos después al pasar por el citado jardín, ocurrieron los hechos que le dejaron, daño emocional, físico y sordera parcial.

Incluso, no cuenta con seguro social para realizarse estudios en el oído y oreja afectados luego de ser atropellado por la camioneta de la Guardia Civil. De no ser por el hombre de muletas qué lo ayudó, luego de ser abandonado sobre la calle Quintana Roo, esquina con Guerrero, no sabe sin aun viviría.
Recalcó que mucha gente no denuncia por temor y porque no se hace justicia.

Hace poco más de un año, cuando se creo la Guardia Civil, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública defendió la integridad de la citada corporación, y molesto aseguró que no sería lo mismo que la anterior corporación, denominada Policía Estatal.

Finalmente, la familia confía que la siguiente semana halla atención del caso por parte de la Fiscalía.

Rene Valencia expuso que como este caso hay decenas donde la Guardia Civil atraca y roba a los ciudadanos, mismos que en breve serán denunciados y dados a conocer.